X

Menu

Como reducir el consumo eléctrico

Lo primero que hemos de tener en cuenta para reducir el consumo eléctrico es saber qué se está consumiendo en casa. Una manera de saber que aparatos están consumiendo es comprobar con un contador instantáneo portátil, instalado un día en vuestra casa, que “gastan” vuestros electrodomésticos. De esta manera tendremos una medida bastante precisa de qué está pasando con vuestros consumos, y seguro que nos llevaremos algunas sorpresas.
Por mucho que todo el mundo haga recomendaciones de cómo podemos ahorrar electricidad en nuestras casas y a pesar de que seguimos los consejos, no dejan de ser medidas de carácter general y que a grandes rasgos dan su resultado. Pero para poder saber cuál es nuestro consumo total, y de cada uno de nuestros aparatos, es necesario “medir” de manera real nuestro consumo individualmente.
afee41ae7a6aaf20f381a8aaf07a7fd9Para comenzar, todos creemos que si no hay ningún aparato funcionando, ni ninguna luz encendida, nuestro consumo ha de ser prácticamente nulo. Pero nada más lejos de la realidad.
Generalmente, hay cosas que están consumiendo y que no nos damos cuenta. Cuando conectamos el contador portátil constatamos que, a pesar de que no hay ningún aparato funcionando ni ninguna luz encendida, en la pantalla de la lectura aparece un consumo que a priori parece un consumo fantasma o nos pensamos que alguien nos puede haber “pinchado” la instalación. Pero no, ni nos han “pinchado” la instalación ni tenemos ningún fantasma en casa. Cuando comenzamos a hacer el experimento de apagar todos los aparatos y luces de nuestra casa vemos que todavía aparece en el contador portátil un cierto consumo eléctrico. Es cierto que la nevera está 24 horas al dia y 365 dias al año en funcionamiento y que hará que nos aparezcan unos watios de consumo en el monitor, pero aparentemente, no hay ningún otro aparato ni luz en funcionamiento.
Como ya debéis saber, los “stand-by” (pilotos normalmente de color rojo de muchos aparatos) consumen electricidad. Según el IDAE (entidad a nivel estatal que gestiona públicamente todo lo referente a la energía), estos pilotos encendidos suponen un consumo medio de 231 kWh al año, casi tanto como el consumo medio anual del lavavajillas (246 kWh) y bastante más que el ordenador (172 kWh). Pero hay más… resulta que, algunos aparatos y pequeños electrodomésticos consumen electricidad mientras están “apagados”. Para poneros algunos ejemplos os diremos que algunas cafeteras pueden llegar a gastar más cuando están apagadas que cuando están haciendo café. Esto es debido a que tienen un dispositivo que las mantienen “ready to use” para tener siempre el agua caliente. Otro caso son las placas de vitrocerámica o inducción, su pequeño ordenador está preparado a la llegada de nuestro dedo y encenderlas…
Cuando empezamos a apagar todo aquello que hemos comentado anteriormente resulta que aún nuestro contador nos indica que hay consumo eléctrico sin utilizar nada.
Es un consumo “fantasma” de ciertos electrodoméstcios que no nos están dando servicio, pero que están utilizando energía para otros procesos. Hay aparatos que para mantener “activos” algunos sistemas, y para estar preparados para activarse de manera rápida , están consumiendo electricidad. Por ejemplo: las vitrocerámicas, mencionadas anteriormente, que se accionan sólo pasar el dedo por encima, algunos procesos de los ordenadores, lavadoras, lavavajillas y aparatos con displays que nos dan información, únicamente dejan de consumir si los desenchufamos. Es asombroso la cantidad de cosas que tenemos permanentemente enchufadas las 24 horas del dia.
Unos de los aparatos que tienen estos consumos ocultos son los aires acondicionados, las calderas con pequeños acumuladores, los radiadores eléctricos, etc. Es decir en muchos hogares se continua gastando electricidad con el aire acondicionado apagado en invierno, o con la calefacción apagada en verano. Hemos de procurar, siempre que sea posible, desenchufarlos o bajar el interruptor del cuadro eléctrico.
Después de este ejercicio hay que decidir qué aparatos necesitamos realmente que estén enchufados permanentemente.
la foto 3

Esta prueba que se puede hacer para medir los consumos en tiempo real nos permite saber lo que consumen cada uno de nuestros electrodoméstcios; que un frigorífico con placas de hielo consume más que uno que no tenga; qué programa de lavado es el más eficiente para nuestras necesidades, etc.
Medir para poder gestionar y decidir” es un principio fundamental para poder ahorrar energía y dinero.
Dentro de nuestros servicios, también ofrecemos el servicio de monitorización de consumos eléctricos en tiempo real, por 60 € (1 hora), dentro de la ciudad de Vitoria. Infórmate.

 

 

Fuente: Reformayahorra
« Previous Post
Next Post »

Atari Consultora Sostenible en las redes

  • linkedin
  • Google+

Contacta

M 693 84 36 52
E atari@atariconsultores.com
C/ Las Escuelas, 10 - Of. 5
01001 Vitoria - Gasteiz
----------
Politica de privacidad
Aviso legal