X

Menu

Blog Atari Consultora

DIA MUNDIAL DEL RECICLAJE. 17 DE MAYO

Reciclar_residuos

En muchos países del mundo se celebra el 17 de Mayo DIA INTERNACIONAL DEL RECICLAJE. Oportunidad para recordar la estrategia de Reducir, Reutilizar y Reciclar, que busca reorientar el comportamiento de todos los ciudadanos.

Aunque el origen de esta celebración no está muy claro, se ha hecho una costumbre la cual aprovechan muchos movimientos o grupos ambientalistas y ecologistas en varios países del mundo para realizar campañas y actividades informativas o educativas en torno al tema del reciclaje.

Esto con el fin de promover en los habitantes del planeta una mayor responsabilidad, no solo vista desde la perspectiva del ciudadano consumidor, sino de aquel que extrae la materia prima y del que la transforma en un bien de consumo.

Este día es un buen momento para que la familia empiece a asumir uno de los hábitos más importantes para el futuro de la humanidad. Tomar conciencia de los deberes inherentes que nos son requeridos frente a nuestros hábitos de consumo, para superar los daños que estamos causando permanentemente a la Madre Tierra.
En nuestra misión de crear un mundo ambientalmente posible, la Fundación Azul Ambientalistas entrega en esta semana del reciclaje varios trabajos sobre este tema.

El Reciclaje: 

El reciclaje es un proceso que consiste en someter a un proceso fisicoquímico o mecánico a una materia o un producto ya utilizado a un ciclo de tratamiento total o parcial para obtener una materia prima o un nuevo producto. También se podría definir como la obtención de materias primas a partir de desechos, introduciéndolos de nuevo en el ciclo de vida y se produce ante la perspectiva del agotamiento de recursos naturales, macro económico y para eliminar de forma eficaz los desechos.

Origen y significado de los símbolos de reciclaje: 

SIMBOL RECICLAJEEl símbolo original del reciclaje se creó en 1970, en un concurso de diseño entre estudiantes estadounidenses, organizado por la Container Corporation of America como parte del primer Día de la Tierra. El ganador fue Gary Anderson, un estudiante de último curso de la Universidad de California del Sur, en Los Ángeles.

El símbolo es un círculo de Möbius y cada una de sus tres flechas representa uno de los pasos del proceso de reciclaje: recogida de materiales para reciclar, el proceso mismo del reciclaje y la compra de estos productos reciclados, de manera que el sistema continúa una y otra vez. Anderson se basó en su diseño en la banda descubierta en 1858 por el matemático y astrónomo alemán August Ferdinand Möbius (1790-1868).

La cadena de reciclado posee varios eslabones: 

Origen: que puede ser doméstico (RSU) o industrial (RSI).

Recuperación: que puede ser realizada por empresas públicas o privadas. Consiste únicamente en la recolección y transporte de los residuos hacia el siguiente eslabón de la cadena.

Plantas de transferencia: se trata de un eslabón voluntario o que no siempre se usa. Aquí se mezclan los residuos para realizar transportes mayores a menor coste (usando contenedores más grandes o compactadores más potentes)

Plantas de clasificación (o separación): donde se clasifican los residuos y se separan los valorizables.

Reciclador final: donde finalmente los residuos se reciclan (papeleras, plastiqueros…), se almacenan (vertederos) o se usan para producción de energía (cementeras, biogás, etc.)

Además la tendencia en la actualidad es la de separación en origen. La separación en origen permite reducir los costes económicos a los entes públicos y empresas privadas. Además está obligado por la Ley 10/1998 de residuos en España.

Para la separación en origen doméstico se usan contenedores de distintos colores ubicados en entornos urbanos o rurales:

  • Contenedor amarillo: En él deberás depositar sólo envases de plástico (Botellas y Envases de Productos Alimenticios y Detergentes, Bolsas, Tubos PVC, Laminas, Vasos, Revestimientos de Suelos y Cables, Tarjetas de Plástico, Aislantes de los Componentes Eléctricos, CD’s, etc.) y envases tipo brik (de leche, zumos, etc).
  • Contenedor verde: Este contenedor está destinado a recoger solo envases de vidrio (Envases o Recipientes de Vidrio de Cualquier Tipo: Adornos, Botellas, Platos, Vasos; Ventanas, Puertas, Mesas, Ceramicas de Cualquier tipo, Espejos, etc.).
  • Contenedor azul: En él se recogen todo tipo de cartón, bien plegados (Cajas de Embalajes, Cajas de Zapatos, etc.) y el papel de cualquier tipo (Revistas, Periódicos, Papel de Oficina, Papel para envolver, Papel Tapizado, Cartulinas de todo tipo, etc.).
  • Contenedor gris: En este contenedor se dispondrá todo residuos de metal (Latas de Cervezas o Refrescos, Recipientes Enlatados, Tapas de Metal, Bolsas de Leche en Polvo, Papel Aluminio, Alambres, Envases de Aluminio, etc.)
  • Contenedor marrón – tapa naranja: En este contenedor se debe depositar todo aquel residuo orgánico (Desechos de Frutas, Verduras, Comidas, Grama y Plantas, Poda de Árboles, Servilletas, Papel Absorbente, Papel Higiénico, Hojas Secas, etc.)

Reducir, Reutilizar, Reciclar:

El reciclaje se inscribe en la estrategia de tratamiento de residuos de las Tres R

  • Reducir, acciones para reducir la producción de objetos susceptibles de convertirse en residuos.
  • Reutilizar, acciones que permiten el volver a usar un producto para darle una segunda vida, con el mismo uso u otro diferente.
  • Reciclar, el conjunto de operaciones de recogida y tratamiento de residuos que permiten reintroducirlos en un ciclo de vida.

Consecuencias: 

El reciclaje tiene tres consecuencias ecológicas principales:

  • Reducción del volumen de residuos, y por lo tanto de la contaminación que causarían (algunas materias tardan decenas de años e incluso siglos en degradarse).
  • Preservación de los recursos naturales, pues la materia reciclada se reutiliza.
  • Reducción de costos asociados a la producción de nuevos bienes, ya que muchas veces el empleo de material reciclado reporta un coste menor que el material virgen (como el Polietileno de alta densidad reciclado o el cartón ondulado reciclado).

Las claves para entender los símbolos de reciclaje:

Identificarlos permite saber más sobre los productos y envases, cómo reciclarlos y concienciarse de la importancia de este hábito

SIMBOL RECICLAJEEl anillo o círculo de Möbius se ha convertido en el símbolo internacional del reciclaje, si bien ha dado lugar a diversos identificadores, es pertinente conocer sus aplicaciones. Cuando el simbolo aparece solo, significa que el producto o envase está hecho con materiales que pueden ser reciclables. Si el simbolo está dentro de un círculo, quiere decir que parte de los materiales del producto o envase se han reciclado. El símbolo puede especificar el porcentaje de producto reciclado que contiene (en este caso, un 20%). Este dato figura, a menudo, en envases y cajas de cartón.

reciclaje simbol dEl símbolo “Tidyman”, es una figura humana que deposita un residuo en una papelera, lo cual indica al consumidor que se responsabilice de deshacerse del mismo en un lugar adecuado.

De manera similar, las botellas de vidrio pueden llevar también un símbolo que combine un anillo de Möbius y una figura humana que deposita uno de estos envases en un contenedor. Se recalca así al consumidor la importancia de utilizar los contenedores ecológicos.

Los siete símbolos del plástico:

La gran diversidad de materiales plásticos ha llevado a crear una variada tipología para identificarlos. En este caso, las flechas del anillo – señal de que puede reciclarse de alguna forma- son más estrechas y contienen un número y unas letras que señalan el tipo de material. Un consumidor puede encontrarse en el mercado los siguientes símbolos:

pete-plastico1.- PET o PETE (Polietileno tereftalato). Es el plástico típico de envases de alimentos y bebidas, gracias a que es ligero, no es caro y es reciclable. Una vez reciclado, el PET se puede utilizar en muebles, alfombras, fibras textiles, piezas de automóvil y, ocasionalmente, en nuevos envases de alimentos.

hppe-plasticos2.- HDPE (Polietileno de alta densidad). Gracias a su versatilidad y resistencia química se utiliza, sobre todo, en envases, en productos de limpieza de hogar o químicos industriales, como botellas de champú, detergente, cloro, etc. También se emplea en envases de leche, zumos, yogur, agua y bolsas de basura y de supermercado. Se recicla de muy diversas formas, como en tubos, botellas de detergentes y limpiadores, muebles de jardín, botes de aceite, etc.

pvc-plasticos3.- V o PVC (Vinílicos o Cloruro de Polivinilo). También es muy resistente, por lo que es muy utilizado en limpiadores de ventanas, botellas de detergente, champú, aceites y mangueras, equipamientos médicos, ventanas, tubos de drenaje, materiales para construcción, forro para cables, etc. Aunque no se recicla a menudo, en tal caso se utiliza en paneles, tarimas, canalones de carretera, tapetes, etc. El PVC puede soltar diversas toxinas (no hay que quemarlo ni dejar que toque alimentos), por lo que es preferible utilizar otro tipo de sustancias naturales.

ldpe4.- LDPE (Polietileno de baja densidad). Este plástico fuerte, flexible y transparente se puede encontrar en algunas botellas y bolsas muy diversas (de la compra o para comida congelada, pan, etc.), algunos muebles y alfombras, entre otros. Tras su reciclado, se puede utilizar de nuevo en contenedores y papeleras, sobres, paneles, tuberías o baldosas.

pp-plasticos5.- PP (Polipropileno). Su alto punto de fusión permite envases capaces de contener líquidos y alimentos calientes. Se utiliza en la fabricación de envases médicos, yogures, pajitas, botes de kétchup, tapas, algunos contenedores de cocina, etc. Al reciclarse se pueden obtener señales luminosas, cables de batería, escobas, cepillos, raspadores de hielo, bastidores de bicicleta, rastrillos, cubos, paletas, bandejas, etc.

ps-plasticos6.- PS (Poliestireno). Utilizado en platos y vasos de usar y tirar, hueveras, bandejas de carne, envases de aspirina, cajas de CD, etc. Su bajo punto de fusión hace posible que pueda derretirse en contacto con el calor. Algunas organizaciones ecologistas subrayan que es un material difícil de reciclar (aunque en tal caso se pueden obtener diversos productos) y que puede emitir toxinas.

otros-plastico7.- Otros. En este cajón de sastre se incluyen una gran diversidad de plásticos muy difíciles de reciclar. Con estos materiales se elaboran algunas clases de botellas de agua, materiales a prueba de balas, DVD, gafas de sol, MP3 y PC, ciertos envases de alimentos, etc.
Como variantes de estos símbolos de materiales plásticos se pueden encontrar solo con los números, sin los acrónimos, o con el anillo más grueso de Möbius y, en su interior, el número que corresponda.

Si el acrónimo lleva una “R” delante, significa que el producto contiene materiales plásticos reciclados. Por su parte, si el símbolo lleva el acrónimo ABS, se refiere al acrilonitrilo butadieno estireno, un plástico muy duro utilizado en automoción y en usos tanto industriales como domésticos.

Además del vidrio, el papel o algunos plásticos, otros materiales también se pueden reciclar y llevan sus símbolos característicos. Tal es el caso de metales como el aluminio o el acero.

 

fuente: azulambientalistas

Pobreza energética

La Pobreza Energética se define como la situación que sufren los hogares que son incapaces de pagar los servicios mínimos de energía que satisfagan sus necesidades domésticas básicas o que se ven obligados a destinar una parte excesiva de sus ingresos a pagar las facturas energéticas de sus viviendas. Este problema relaciona directamente aspectos sociales, como son la pobreza y la exclusión social, con problemas ambientales y de política energética, como es el precio de la energía doméstica o la eficiencia energética en el parque de viviendas residenciales.

Originalmente, la pobreza energética fue definida en el Reino Unido por Brenda Boardman a principios de la década de 1990 como la “incapacidad [para un hogar] de obtener una cantidad adecuada de servicios de la energía por el 10% de la renta disponible”. Esta definición se ha vinculado posteriormente, también en el Reino Unido, a la satisfacción de un régimen térmico de la vivienda adecuado (21 ºC en la sala de estar y 18 ºC en el resto de estancias). Sin embargo, aunque la noción de pobreza energética se asocia comúnmente al uso de energía para calefacción, otras demandas de energía (electrodomésticos, agua caliente, etc.) también deben ser tenidas en cuenta. Esto es relevante en el caso de que también se quiera incluir dentro del concepto de pobreza energética la incapacidad de un hogar
de mantener la vivienda a una temperatura adecuada en verano por medio de, por ejemplo, sistemas de refrigeración.
pobreza-energeticaComúnmente, se asume que la pobreza energética ocurre como una combinación de tres factores definidos a escala de hogar:

Renta familiar, precios de la energía y eficiencia energética de la vivienda. De esta manera, si un hogar habita una vivienda poco eficiente, necesitará un determinado nivel de renta para asegurar la satisfacción de su demanda de servicios energéticos.
Estos tres componentes sirven para comprender como surge el fenómeno de la pobreza energética y proporcionan puntos de entrada para la definición de políticas públicas encaminadas a hacer frente a esta problemática (ver gráfico).

En España el estudio Pobreza energética en España. Análisis de tendencias (ACA, 2014) concluyó que, en 2012, último año con estadísticas disponibles, el 17% de los hogares españoles tenían gastos desproporcionados en el pago de las facturas de la energía doméstica lo que suponía más de 7 millones de personas. Así mismo, el mismo año el 9% de los hogares españoles se declaraba incapaz de mantener su vivienda a una temperatura adecuada en invierno, es decir, más de 4 millones de ciudadanos. Esto situaba a España, en 2012, como el cuarto país europeo con mayor

número de ciudadanos declarando dicha incapacidad.

Fuente: Asociación de Ciencias Ambientales

 

80 DUDAS ANTE EL CONTENEDOR AMARILLO.

Reciclaje

Diecisiete años después de la puesta en marcha de la recogida selectiva de envases a través del contenedor amarillo aún surgen dudas sobre lo que se debe depositar en él. Hay consenso generalizado sobre las botellas de plástico y latas de bebidas y los tetrabriks, y que incluso no hay que echar en ellos juguetes, utensilios de cocina (sartenes, por ejemplo) o ropa, pero, ¿a partir de aquí? ¿Dónde va una cápsula de café? ¿Y un envoltorio de caramelo, un táper usado, una bolsa de redecilla de patatas, una caja de CD o DVD, un frasco de jarabe vacío, una botella de amoníaco o un tenedor de plástico?

Según datos del sistema integrado de gestión del contenedor amarillo, Ecoembes, a pesar de que ha habido una evolución positiva en cuanto al depósito de impropios, estos están entre el 25 y el 30%. Una encuesta realizada a 834 habitantes de la localidad de Cehegín (Murcia) el pasado año, demostró que sólo el 37% respondía correctamente a tres preguntas relacionadas con la recogida selectiva de residuos. Desde Ecoembes afirman que “hay que seguir reforzando esta línea para mejorar la eficiencia del sistema”.

Algo hay que hacer, pero también por parte de administraciones y empresas, porque el último informe del Instituto Nacional de Estadística sobre residuos urbanos domésticos destaca que de los 22,4 millones de toneladas procesados en 2012 por las empresas gestoras, 18,3 millones correspondieron a residuos mezclados y solo 4,1 millones a la recogida selectiva. Recientemente, Eurostat, la Oficina Europea de Estadística, también nos ha sacado los colores, ya que, aunque generamos menos kilos de residuos por habitante, en 2013 estuvimos muy por encima de la media de la UE entre lo que tiramos y desaprovechamos en vertederos (el 60% frente al 31%) y por debajo en reciclaje (20% frente al 28%).

Hemos recogido diferentes tipos de envases, embalajes, envoltorios o recipientes aportados como ejemplo por personas que en alguna ocasión se han encontrado en la disyuntiva de no saber qué hacer con ellos. A partir de ahí se ha generado una lista con ochenta objetos y se ha remitido a Ecoembes, para su consulta. He aquí el resultado.

¿Deben ir los siguientes envases y recipientes al amarillo?

ALIMENTACIÓN
1. Envoltorios pequeños de caramelos, chicles, bombones… SÍ
2. Cajas metálicas de bombones, pastas y otros dulces… SI
3. Envases de yogur. SÍ
4. Tapa del envase del yogur. SÍ
5. Envases metálicos de nata montada. SÍ
6. Tarrinas de mantequilla, margarina y queso de untar. SÍ
7. Envoltorios de aluminio de mantequilla. SÍ
8. Botes o tarros de barro de cuajadas y cremas. NO. Al contenedor gris del resto de basuras o a un punto limpio.
9. Tapas de los envases de cristal. SÍ
10. Tapones de plástico (botellas, tetrabrik, tubos pasta de dientes…). SÍ
11. Tapones de corcho natural. NO. Al gris
12. Tapones de corcho sintético. SI
13. Chapas de botellas de cristal. SÍ
14. Botes de plástico de kétchup, mostaza y mahonesa. SÍ
15. Abrazaderas de plástico de las latas de bebida. SÍ
16. Plástico que envuelven paquetes de varias botellas y tetrabriks. SÍ
17. Vasos de papel de hamburgueserías y cafeterías. NO. Al azul de papel y cartón
18. Tapas de vasos de papel de hamburgueserías y cafeterías. SÍ
19. Tarrinas de papel de helados. NO, Al azul
20. Envases de aperitivos (pipas, patatas, gusanitos…). SÍ
21. Sobre de sopas, caldos y purés. SÍ
22. Bolsas de plásticos de alimentos frescos empaquetados (fruta y verdura). SÍ
23. Bolsas de plástico de magdalenas, cruasanes, galletas… SÍ
24. Bolsas de redecilla de naranjas y patatas. SÍ
25. Plástico fino trasparente de paquetes de embutidos y quesos. SÍ
26. Bandejas y otros envases de plástico duro con alimentos a granel (carnes, embutidos y encurtidos) SÍ
27. Papel plastificado utilizado en carnicerías y pescaderías NO. Al azul. Si tiene restos de alimentos, al gris.
28. Bandejas de corcho blanco (poliestireno expandido o poliespán). SI
29. Bandejas plateadas de empanadas, pasteles, tartas… SI
30. Envases triangulares de plástico de sándwiches. SÍ
31. Táperes para envasar alimentos. NO. Al gris o a un punto limpio
32. Papel de aluminio SÍ
33. Celofán o plástico (film) para envolver alimentos en el hogar. SÍ
34. Latas de conservas. SÍ
35. Latas de alimentos preparados o precocinados y encurtidos. SÍ
36. Latas de aceite de cocina. SÍ
37. Envoltorios individuales de galletas, magdalenas, pastas… SÍ
38. Cápsulas de aluminio de café. NO. Al gris o puntos de recogida especiales
39. Hueveras de plástico. SÍ
40. Moldes de silicona para dulces y otros postres. NO. Al gris
MENAJE DEL HOGAR
41. Platos, vasos y cubiertos de plástico desechables. SI
42. Biberones. NO. Al gris
43. Termos. NO. Al gris
44. Bidones empleados por ciclistas. NO. Al gris
45. Macetas de plástico. NO. Al gris o a un punto limpio
46. Celofán que envuelve discos, libros, revistas… SI
47. Corcho blanco de embalajes. SI
48. Plástico de burbujas de embalajes. SÍ
49. Cajas de plástico de CD y DVD. NO. Al gris
50. Carcasas de vídeos VHS. NO. Al gris
51. Fundas y carcasas de cintas de casete. NO. Al gris
52. Fundas de móviles, tabletas, ipod, ipad. NO. Al gris
53. Estuches de gafas. NO. Al gris
54. Recipientes metálicos de velas pequeñas. NO. Al gris
55. Envases de plástico de paquetes de pilas, tornillos, bombillas… SÍ
56. Monederos y carteras. NO. Al gris
57. Cajas de plástico de rotuladores, bolígrafos, pinceles… Sí
58. Bolígrafo. NO. Al gris o a un punto limpio
59. Carretes de hilo. SÍ
60. Sacapuntas. NO. Al gris o a un punto limpio
61. Estuches (plumieres) de material escolar o similar. NO. Al gris
62. Envases mixtos que contengan papel y/o cartón y plástico (sobres, cajas de juguetes…). Hay que separarlos: el papel/cartón, al azul, y el plástico, al amarillo
63. Materiales plásticos del marco de una fotografía o cuadro. NO. Al gris
64. Mechero, NO. Al gris o a un punto limpio
65. Cajas de plástico duro (triángulos de carretera, herramientas…) NO. Al gris o a un punto limpio
66. Aerosoles (limpieza, insecticidas, ambientadores…). SÍ (siempre vacíos)
67. Botellas de plástico de lejías, amoniaco y limpia-hogares. SÍ (siempre vacíos)
68. Latas de pintura. SÍ, si son de uso doméstico.
69. Cubos y barreños de plástico (de basura, de fregar…). NO. Al gris o punto limpio
70. Bolsas de basura y de la compra. SÍ
71. Bolsas de plástico de fregonas, maquinillas de afeitar, esponjas, papel higiénico… SÍ
MEDICINAS, HIGIENE PERSONAL Y COSMÉTICA
72. Caja de cartón de los medicamentos. NO. Al punto SIGRE de las farmacias
73. Envases de plástico (blísteres y botes) de los medicamentos. NO. Al punto SIGRE de las farmacias
74. Envases de pañuelos de papel. SI
75. Tubos y otros envases de pastas de dientes.SÍ
76. Envase de un dosificador de jabón. SÍ
77. Envases de lacas, espumas, moldeadores… SÍ
78. Resto de envases de productos de higiene personal (geles, champús, acondicionadores, cremas…). SÍ
79. Envases de pintalabios, rímel, vaselina… SI
80. Neceseres. NO. Al gris

 

FUENTE: http://elpais.com/elpais/2015/04/27/ciencia/1430130449_028355.html

 

USO DE FECHAS DE CADUCIDAD Y CONSUMO PREFERENTE EN LOS ALIMENTOS

fecha-caducidad

Los fabricantes deben incluir la fecha de caducidad en los productos perecederos y la de consumo preferente en los que no lo son tanto. Una se refiere a seguridad y otra a calidad.

fecha-preferente

 

Todos los productos perecederos deben llevar su fecha de caducidad, pero pocos van más allá de este dato. Hay productos que pueden consumirse aunque hayan superado su fecha de consumo preferente.

La fecha de caducidad se indica en productos que son muy perecederos y con riesgo microbiológico: carnes y pescados crudos y frescos, que duran pocos días y donde puede haber bacterias patógenas. Una vez pasa la fecha de caducidad, el producto no debe consumirse, ya que hay riesgos de que se encuentre en mal estado, estropeado y puede incluso ser peligroso por la presencia de bacterias patógenas.
Por su parte, la fecha de consumo preferente se aplica a productos bastante más duraderos y que son estables. Una vez pasada esta fecha pueden haber perdido parte de sus propiedades, como presentar un sabor algo rancio, tener menos aroma o que éste sea extraño, cambiar de textura, de color… pero no hay riesgo microbiológico.
No se pueden consumir productos que han superado su fecha de caducidad. Lo que se puede hacer si vemos que llega la fecha de caducidad y no los vamos a comer es congelarlos. Podemos hacerlo con carnes, pescados, incluso con el salmón ahumado, el jamón cocido…
Eso sí, al descongelar estos productos debemos consumirlos en menos de 24 horas. En estos productos con riesgos microbiológicos hay que tener siempre la precaución de cocinarlos adecuadamente: carnes picadas, carnes de pollo… El riesgo de que haya bacterias patógenas existe, y es mayor una vez superada la fecha, pero no hay tampoco garantías suficientes antes de su caducidad, ya que son alimentos crudos.
En cuanto a los platos preparados precocinados, si no lo vamos a consumir y se acerca su fecha de caducidad también admiten congelación. Es el caso de lasañas o pizzas, pero no los que contienen verduras, ya que se estropea mucho su textura. Una vez descongelados, estos productos deben ser de consumo inmediato.

DOS DENOMINACIONES

a) Se pueden consumir

Hay productos que sí podemos consumir aunque se haya superado su fecha. Este es el caso de los yogures, que pueden comerse aunque se haya superado en unos días la fecha de consumo preferente. No pasa nada, puede aumentar algo su acidez, pero no es nada peligroso, ya que la leche es pasteurizada.
Las galletas y los bollos que hayan superado la fecha de consumo preferente pueden estar algo más rancios, más secos, pero si los probamos y están bien, son cetiles.
Los aperitivos salados, las pastas secas, y los productos de ultramarinos en general también pueden tomarse. No pasa nada si se supera la caducidad en unos días o un mes, siempre que se prueben y tengan buen sabor. Lo mismo ocurre con los embutidos al vacío o en atmosferas modificadas, salvo en algunos casos, como en el del pavo o el jamón cocido. Al tener mucha agua, estos productos son más frágiles, mientras que los curados o quesos son más resistentes y se pueden comer aunque se pase un poco la fecha.
Las bebidas refrescantes y las alcohólicas si llevan fecha también pueden consumirse más tarde. Puede alterarse un poco el color o el sabor, algunas pierden dulzor porque los edulcorantes se pueden descomponer, pero no es peligroso. Se prueban, y si están bien, adelante.

b) Deben conservarse en condiciones óptimas

La fecha de caducidad depende mucho de cómo haya sido conservado el producto. La teoría es que se almacena en condiciones optimas, pero no siempre es así. Por lo tanto, algunos producto pueden tener mal sabor o color incluso antes de pasarse de fecha.
En otras ocasiones la fecha de caducidad e incluso la forma de conservación son elementos de marketing del producto y se ponen en función de las necesidades del fabricante. Los distribuidores tampoco son fiables.
La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) dispone también de vídeos sobre la caducidad de los alimentos y la organización de las compras.

 

Fuente: www.ocu.org

¡NOS CONOCEMOS POR FIN! LAS 25 FAMILIAS DE HOGARES VERDES / ETXE BERDEAK COMIENZAN CON ILUSIÓN EL PROGRAMA

hogares-verdes-vitoria

Llegó el día, fue el pasado martes 17 de marzo, cuando por fin las familias seleccionadas a través del sorteo realizado en el CEA tuvieron su primer encuentro de Hogares Verdes.

hogares-verdes-vitoria

 

 

La presentación del programa, lo que exigimos, lo que esperan las familias, la entrega de los kits, tanto por los representantes del CEA: Juan Carlos Escudero, Jesús Mesanza e Iñaki Arriba así como por lo dos representantes de Leroy Merlin que se ha sumado como colaborador en el programa. 

carpeta hv

 

La carpeta de deberes en marcha, el próximo jueves 26 a las 19:00 horas, primer taller ENERGIA

 

 

¿Nos quieres ir siguiendo?
Os contaremos y os daremos la información que daremos en el taller. 

¿Produces basura electrónica?

basura-electronica-africaLa basura electrónica, una bomba ecológica millones de móviles, cámaras digitales, ordenadores, tabletas…Todo esto termina sus días en basura común. lo que supone una bomba de relojería para la salud y el medio ambiente, según Naciones Unidas (ONU).Y el problema va a más: si en el año 2000 se produjeron alrededor de 10 millones de toneladas de desechos electrónicos, ahora son unos 50 millones, equivalente a ocho veces el peso de la gran pirámide egipcia de Guiza.  Leer más »

¿SABEMOS COMO COMPORTARNOS DESPUÉS DE CELEBRACIONES?

Estos días es normal ir de casa en casa, de comida a comida, de cena en cena pero… ¿sabemos cómo comportarnos respetando el medio ambiente y sin complicarte la vida? 

navidad-ecologica

Aunque también lo podemos trasladar a cualquier celebración en el hogar. Frente a la regularidad del consumo cotidiano, ene stos acontecimientos el consumo se incrementa y se acelra. Nos dejamos llevar por la alegría del encuentro (¡qué no falte nada!), y, a menudo sucumbimos a un consumo compulsivo. Todo nos parece poco. Este tipo de situaciones son idóneas, primero para observar nuestros hábitos y, una vez analizados, ser sostenibles.  Leer más »

APRENDE COMO AHORRAR ENERGÍA

Al realizar gestos tan cotidianos como encender la luz, abrir el frigorífico, cocinar o graduar la calefacción, consumimos energía, generamos un impacto ambiental y aumentamos el importe de nuestras facturas (electricidad, gas, agua…).

Aplicando una serie de consejos de ahorro, los Hogares Verdes logramos reducir nuestros consumos de agua y energía, reducimos el importe de nuestras facturas domésticas y generamos menos emisiones de CO2 contribuyendo a frenar el Cambio Climático. Leer más »

1 2 3 4 5 6 7

Atari Consultora Sostenible en las redes

  • linkedin
  • Google+

Contacta

M 693 84 36 52
E atari@atariconsultores.com
C/ Las Escuelas, 10 - Of. 5
01001 Vitoria - Gasteiz
----------
Politica de privacidad
Aviso legal