X

Menu

Casas pasivas, un 80% menos de consumo energético

“El objetivo de una casa pasiva es minimizar el uso de sistemas convencionales de calefacción y refrigeración aprovechando las condiciones climáticas y de asoleamiento de cada sitio. La expresión “pasivo” se usa para definir el principio de captación, almacenamiento y distribución capaz de funcionar solos, sin aportaciones de energía exterior y que implica unas técnicas sencillas, sin equipos.

passivehaus sello

Todo edificio se construye con el fin de cobijar y protegernos del ambiente exterior creando un clima interior. Cuando las condiciones del exterior impiden el confort del espacio interior se recurre a sistemas de calefacción o refrigeración.

Entre las medidas más eficaces se encuentra el ahorro de energía mediante el uso de aislamiento térmico. Pero la conservación de energía implica aislarnos del exterior, el diseño pasivo busca abrir el edificio al exterior de manera tal que pueda conseguirse un acondicionamiento natural.”
La versión refundida de la Directiva de Eficiencia Energética de Edificios europea tiene por objetivo fomentar la eficiencia energética en los edificios, mediante las características térmicas del edificio, calefacción y agua caliente, aire acondicionado e iluminación, teniendo un consumo casi cero de energía.

Según el Plan de Eficiencia Energética de la Comisión Europea y eficiencia energética de los edificios, a partir de 2018, todos los edificios públicos y desde 2020 todos los edificios nuevos, tendrán que llegar a un nivel de rendimiento de “energía casi nula”.

En una casa pasiva es posible calentar 170 m2 con solamente una estufa de pellet. Una peculiaridad de estas casas es que, no se abren las ventanas de la casa para ventilarla, ya que así se perdería el calor, y para que no se cargue el ambiente existe un sistema de ventilación. El espesor de las paredes de fachada está entorno a los 46 cm, siendo en su mayoría aislamiento.

“En la Casa Pasiva, se marca un máximo de 15Kwh/m2 para calefacción, contribuyendo al objetivo europeo.”

El coste de construcción de una casa pasiva puede ascender a un 5 o un 10 % más, que la construcción de una casa ordinaria, pero los ahorros en las facturas de luz y gas ascienden al 80%. Por lo tanto, la amortización de ese incremento del coste se realizará entre 5 y 10 años y a partir de ese momento todo será ahorro.

Passivhaus es un estándar en la construcción, Fue desarrollado a partir de numerosas investigaciones, con el financiamiento del estado Alemán de Hesse.

Un ejemplo de cómo es este tipo de vivienda, lo encontramos en un vídeo de casa pasiva en Jungitu a tan solo 8 km de Vitoria. Proyecto desarrollado por arquitectos vitorianos que en su evolución profesional han apostado por la eficiencia energética, en edificios de consumo casi nulo, bajo estándar PASSIVHAUS, que consume menos del 15 % de un edificio construido estrictamente bajo normativa del Código Técnico. 

El confort que supone vivir en un edificio PassivHaus, también significa un ahorro económico importante en el día a día. Los primeros años servirán para amortizar la inversión, después todo es ahorro, ver PassiveHaus en Euros según las indicaciones de Arregui y Echeandia.

El programa Para Todos la 2, un reportaje en la sección de La Huella Ecológica sobre la calefacción se explica la técnica y compara dos viviendas del valle de Ronkal una de ellas de construcción tradicional la otra bajo el estándar PassivHaus relacionando los consumos de cada una de ellas. Una vivienda tiene un coste en su factura energética de 3.000 € mientras la otra, en mismas condiciones climáticas 400 €.

En este otro video el reportaje realizado por la EITB destancando la construcción PassivHaus en viviendas en el pueblo de Junguito, en Alava.

« Previous Post
Next Post »

Atari Consultora Sostenible en las redes

  • linkedin
  • Google+

Contacta

M 693 84 36 52
E atari@atariconsultores.com
C/ Las Escuelas, 10 - Of. 5
01001 Vitoria - Gasteiz
----------
Politica de privacidad
Aviso legal